Compatibilidad Trubisky.

Iniciemos analizando esta tabla y en el proceso juguemos «adivina quién…fue despedido».

Tabla creada por RedDeep (bajo un inmenso asombro)

Aunque la respuesta la conoce todo Steeler Fan (Fichtner fue despedido después de 3 años con la organización), en realidad la correcta debería ser: AMBOS.

¿Cómo es que Matt Canada mantuvo su trabajo a pesar de haber coordinado una ofensiva que terminó en al menos diez estadísticas importantes peor que la de su antecesor?

En la NFL (y en el football en general) una de las cosas menos valoradas es la compatibilidad.

Nos gusta hablar de esquemas, jugadores, coaches, contratos, estadios y hasta esposas de jugadores, pero poco analizamos su situación alrededor, la cual es mucho mas responsable de su éxito del que damos crédito (pregúntenle a Tom Brady si la esposa tiene que ver con su éxito).

Obviamente, la compatibilidad mas importante a la que me refiero es la de jugador con coaches.

A través de la historia, hemos vistos múltiples historias en las que jugadores llegan a la NFL con un inmenso talento solo para verlo desaparecer debido a una falta de sinergia con su staff de coaches (i.e. David Carr, Vernon Gholston, Charles Rogers, Akili Smith).

Cuando analizamos estos fracasos, asumimos que los renuentes a cambiar son los coaches ya que los jugadores cuentan con habilidades determinadas difíciles de modificar, algo que técnicamente es cierto.

Pero, ¿qué pasa cuando es un coach el que no puede cambiar? O mejor dicho, ¿qué pasa cuando no queremos que cambie?

Matt Canada fue contratado en Pittsburgh por lo que hizo en Pittsburgh. Así de simple.

En el football colegial (Universidad de Pittsburgh), la ofensiva de Canada promedió 40.9 puntos (récord de la escuela) y 82% en red zone touchdowns (récord NCAA).

Esta unidad, en el 2016, se veía así:

Ofensiva #3 en eficiencia aérea (Power 5 Conferences)

O aún mas divertido, así:

Pocas cosas en el football son mas hermosas que ver a un tackle ofensivo como receptor. Priceless.

La filosofía de Canada esta basada en tres principios:

  1. Movimientos «pre-snap» (antes de iniciar la jugada)
  2. Mover la bolsa de protección (roll outs o play action)
  3. Trayectorias hacia un lado del campo en niveles (layered)

En conjunto, estos tres exigen algo que en el «otro» Pittsburgh (Steelers) no se ha visto en años…un quarterback y línea ofensiva móvil.

Sin reír, así se vio el intento ofensivo de Matt Canada la temporada pasada:

Desde el 2016, los Steelers son últimos en play action rate con 12.6%

Fue como ver a un ruso bailar zamba.

Pero las mejores organizaciones hacen dos cosas tácticas que los separan, entienden sus debilidades y las intentan arreglar ignorando la opinión publica.

Al inicio de la agencia libre, Pittsburgh gastó $72M en tres movimientos en la linea ofensiva y firmó, con uno de los contratos mas baratos de la posición, al quarterback que mas refleja a Nathan Petherman (Universidad de Pittsburgh, 2016).

Ahora, si le preguntamos a un Chicago Bears Fan su opinión sobre Mitchell Trubisky inmediatamente recordará algo así:

https://platform.twitter.com/widgets.js

Sin embargo, estaría ignorando las incongruencias de esta estadística e importantes hechos como la terquedad de Matt Nagy que decidía dejar estático a su quarterback en lugar de jugar con sus fortalezas (i.e. vs Packers, lo sacó de la bolsa solamente en 3 de 57 intentos de pase).

Es aquí, en este tipo de análisis y decisiones, en los que los grandes Head Coaches y General Managers se diferencian. No es que Mike Tomlin y Kevin Colbert no vean en Trubisky carencias como esta:

Sino que al entenderlas, se alejan de ellas resaltando las fortalezas.

En la mente de Tomlin y Colbert, estos ejemplos predominan:

En este juego (Dic, 2019), Trubisky completó sus 3 pases en movimiento para mas de 30yds cada uno.

¿Esto quiere decir que la organización en Pittsburgh tiene el cerebro mas grande que la organización en Chicago?

En este caso aparentemente sí y quizá esta temporada lo comprobaremos, pero interesantemente, no solo por las razones que creemos.

Aunque es evidente el hecho de que los Bears no fueron capaces de entender las habilidades de Trubisky, no lo es tanto cuando hablamos de lo poco que algunas franquicias entienden el concepto de riesgo.

Trubisky fue la segunda selección en el Draft 2017 por encima de Patrick Mahomes y Deshaun Watson, sus expectativas no pudieron ser mayores.

Cinco años después, dichas expectativas ya no existen y, como consecuencia, la presión relacionada con ellas también desaparece.

Financieramente, bajo $14M por dos años (max $27M), los Steelers compraron la posibilidad de evaluar no solamente a un prospecto que en el Draft actual sería considerado #1 y que cumple con los requerimientos físicos para correr su ofensiva, sino también a su coordinador que fue limitado el año pasado por la presencia de una leyenda (Roethlisberger 6 pro bowls, 2 Super Bowls y 64,088 yardas).

En enero, Pittsburgh generó 50 yardas ofensivas en su derrota contra Kansas City en playoffs culminando su sexto de la temporada con menos de 300. Courtesy ESPN

Los $7M anuales que promediará Trubisky son $11M menos que Baker Mayfield y $18M que Jimmy Garoppolo, dos quarterbacks que hubieran podido argumentar encajar en la ofensiva de Matt Canada.

Pittsburgh no solamente entiende de compatibilidad táctica, sino de manejo de riesgo.

En términos de impacto en el tope salarial, los Steelers entrarán al 2022 como #26 en la posición de quarterback mientras que Cleveland, Ravens y Bengals serán #8, #11 y #22 respectivamente.

Por otro lado, tendrá a su linea defensiva (#8) y linebackers (#2) en el Top 10, dos unidades que justo son las dos mas importantes para neutralizar la movilidad de los quarterbacks de su división. Al respecto, solamente la linea defensiva en Cincinnati (#5) entrará en el Top 10.

Al final, no todos tienen al mejor quarterback, pero mas interesante aún, no todos entienden que hacer sin él.

Trubisky no llega a Pittsburgh para suplir a Roethlisberger ni cambiar la cultura, llega representando un mínimo riesgo con potencial enorme, algo que repetidamente hacen los genios del football cuando entienden la crucial importancia de la compatibilidad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.