La Digestión de Wifer. Super Bowl LVI.

Dada la inflación, los 50 centavos ya se hicieron Dollar.

El Super Bowl regresó a Los Angeles con un emotivo partido donde por segundo año se corona un equipo en casa y con artistas locales que a más de uno nos hicieron bailar.

Aperitivo

Por quinta ocasión, el Super bowl se jugó en Los Angeles y el evento más visto en la unión americana tuvo sus importantes cosas curiosas a destacar.

Sean McVay se convierte en el entrenador más joven en ganar un Super Bowl, título que ostentaba mi Mike Tomlin de mi vida misma en aquel hermoso Super Bowl XLIII en el que Pittsburgh derrotó a Arizona.

El partido tuvo como MV” a quien, a título personal, fue el MVP de la temporada, Cooper Kupp.

Chequen este dato:

  • Ganó la triple corona en recepciones
  • Ganó el jugador ofensivo del año
  • Ganó el MVP del Super Bowl

El único receptor en la historia de la NFL en conseguir estos reconocimientos a lo largo de toda su carrera fue Jerry Rice.  ¡Kupp lo hizo en una sola temporada!

Hubo otro dato curioso, que aunque en el fondo todos esperábamos antes del juego, después de la primera mitad no parecía que fuera a suceder.

Los Rams empataron a los Steelers del ´75 y los Bears del ´85 obteniendo la muy abultada marca de 7 de sacks en un Super Bowl y meterse así en la elite de las defensivas históricas. 

Si bien no es el primer equipo en ganar el gran partido en su estadio, dado que esta situación se presentó el año pasado cuando el “GOAT” y sus Bucs  ganaron en su estadio, si es la primera ocasión en la que un equipo gana el campeonato de conferencia y el Super Bowl en su estadio.

Este importante hito, estoy seguro que representó un reto logístico para la NFL y para Mi Cachorrito, ya que esto los obligó a trabajar a marchas forzadas y mi compadre Cachorro estuvo muy estresado durante la semana previa. 

Plato Fuerte

“When everything was on the line, Cooper Kupp and Aaron Donald appeared” – Cris Collinsworth, al final del partido.

En el último drive ofensivo de los Rams, a 79 yardas del touchdown, Stafford logró mandarse una serie de gente grande en donde encontró en 3 ocasiones para 36 yardas a su receptor estrella. Sin importar las dobles coberturas logró conectar con Kupp para lograr el touchdown que daba la ventaja parcial.

Al entrar la defensa, Aaron Donald levantó la mano para decir, yo también vine a jugar y con un QB pressure en cuarta oportunidad, obligó a Burrow a tirar la pelota desesperadamente lo que terminó en pase incompleto y de esa manera sellar la victoria de los Rams.

Estas 2 super estrellas registraron números importantes para su equipo y esto los pone nuevamente en conversaciones de jugadores “crema y nata” de la liga.

Kupp terminó con un día de 8 recepciones para 92 yardas, 2 touchdowns y una carrera de 7 yardas clave en 4ta oportunidad para mantener viva la serie de campeonato.

Es importante mencionar que los Rams tuvieron la baja de Tyler Higbee, el segundo jugador con más recepciones durante la temporada en el equipo. Su suplente también salió lesionado y “para acabarla de fregar”, OBJ, quien estaba teniendo buen juego encontrando las zonas del campo que quedaban libres con la atención se lleva Kupp, salió lesionado antes de terminar la primera mitad. Esto provocó que Kupp fuera aún más cuidado por los Bengals.

Por su parte, Aaron Donald combinó 4 tackles, sacks y el 100% de la atención de la línea ofensiva de los Bengals quienes los estuvieron cubriendo en “combo” la mayor parte del juego. Esto ayudaba a liberar presión de los demás defensivos del equipo.

Entremés

Un juego de gran “coacheo”, mucha estrategia y algunas dudas.  

Espero no ser muy desordenado al expresar mis impresiones, pero aquí van.

Cuando los Rams necesitaron de Sean McVay para mover la pelota y lograr involucrar a Kupp en el juego, lo consiguió.  

Le doy énfasis importante a esto porque para la ofensiva de los Rams, el play action es un componente importante en su esquema que surge después de estos grandes diseños para correr el balón, situación que no se estaba dando en el juego ya que los Rams promediaron patéticas 1.8 yardas por acarreo.  

Hay que darle el mérito al esquema defensivo que utilizaron los Bengals y resaltar este gran “coacheo” de su parte.

Este análisis me lleva a mis momentos “wow” y de dudas del juego, y es que las dos líneas defensivas jugaron un papel importante.  

Primero, la “d line” de los Bengals controló de manera magistral a la “o line” de los Rams, pero la duda que esto me genera es cómo lo hicieron ver tan fácil si en el partido no vi  ninguna maniobra fuera de lo común para lograr este cometido, fue mera “fuerza vs fuerza”.

Del otro lado, los Rams confiaron mucho en su unidad defensiva y jugaron conservadores la mayor parte del juego presionando únicamente con 4 frontales pero lograron encontrar en su esquema algo que presentía que fuera a pasar. En más de una ocasión, colocaron a algún jugador en técnica 0, es decir frente al centro, para provocar que no le pudieran hacer 2 a 1 a Aaron Donald y lograr que ganara sus batallas personales.

Por último, me gustaría resaltar a los 2 coaches en la manera tan agresiva de jugar y es que ambos saltaron al campo con la intensión de ganar el juego y tomando decisiones que para muchos no son correctas o son muy arriesgadas. 

Su postura fue clara, “por miedo no vamos a perder”.

Postre:  

¡El medio tiempo, que feliz fui! 

Bailé, canté y disfruté lo que a mi gusto fue el mejor “half time show” de la historia.

Recuerdo mucho el espectáculo de los Black Eyed Peas como muy impresionante, pero lo visto este domingo, con artistas que representan la ciudad de Los Angeles y la cultura Hip Hop, que es muy arraigada entre los jugadores de la NFL, fue para un servidor, embriagante.

Sentí gacho que igual que a mí, a mi “boy Fifty” lo alcanzaron los carbohidratos.  Pero no te preocupes, Curtis (su nombre de pila) “échame un cable” y entrenamos juntos para recuperar la figura, vas a ver que lo conseguimos rápido, ya ves que dicen que el musculo tiene memoria.

Dicho esto, se nos termina la temporada más grande de la historia, pero como les decimos en Red Deep, “footbal never stops!”, así que síganos acompañando en nuestras redes, podcast y espacios, porque ya en 2 semanas arrancamos con el NFL combine. 

RedDeeperos, así digerimos esta semana y nos leemos por aquí la próxima. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.