Veamos esta temporada Diferente.

Seguidor de la NFL y del football

A partir de este jueves, quiero pedirte un favor. 

En cada uno de los juegos que decidas vivir, no veas el balón. 

Si sigues el balón, te perderás de una indescriptible sincronía entre linieros ofensivos que por momentos ataca y por otros intenta engañar. 

De admirarla, lograrás ver que dichos movimientos son posibles gracias a constantes repeticiones y a un lenguaje mudo que se va dibujando entre señales, sudor y aprendizaje. 

Si sigues el balón, dejarás ir la oportunidad de sentir lo valioso, y a la vez menospreciado, del trabajo de una línea defensiva. 

En espacios de tres segundos, esta unidad pelea batallas violentas, las pierde en su mayoría, y se levanta para intentarlas de nuevo, todo bajo el único objetivo de conseguir una victoria que logre regalarles descanso.  

Si sigues el balón, prohibirás que tu mente mágicamente infiera los lugares a los que los receptores quieren llegar. 

En sus trayectorias, mas que dirección, estos atletas intentan trazar en el aire una combinación que confunda a la mayoría y al mismo tiempo refleje belleza en algunos, la definición de arte. 

Si sigues el balón, no reconocerás la ironía en la que viven los defensivos secundarios. 

En cada jugada, su objetivo es esconderse a pesar de vivir expuestos, a la vista de todos. En sus pies, similar al movimiento de un tigre en caza, mezclan rapidez, elegancia y paciencia esperando el momento perfecto para atacar, al igual que en la selva, esperando que la presa llegue a ellos. 

Si sigues el balón, no podrás palpar la representación de sacrificio expresada en los corredores. 

Su trabajo, descrito burdamente como avanzar y proteger, siempre es el mas alto en costo a cambio del beneficio de todos. Como en la sociedad, los oficios mas importantes. 

Si sigues el balón, te pasarán desapercibidos los pasos sin movimiento, solamente imaginados, que realizan los linebackers durante el instante que su mente descifra entre correr o volar.

Justo en medio de un rectángulo, su objetivo es cubrir los cuatro lados, algo solo posible para ellos. En su trabajo, una metáfora de la vida, dar o no un paso marca la diferencia. 

Si sigues el balón, la definición de un pase quedará incompleta en tu cabeza y la imagen de un quarterback en blanco y negro. 

Cuando el balón finalmente esta en el aire, su sonido, velocidad y forma son productos de incontables horas de análisis, esfuerzo, resiliencia y coraje. Esta posición, la mas importante dentro del campo, no lanza con el brazo, lo usa para extender el corazón. 

Finalmente, si sigues el balón, entre audífonos solamente lograrás ver caras y olvidarás que lo mas representativo en ellas no son sus expresiones sino los momentos adversos que han superado. 

Parecida a la impotencia de padre sobre hijo, los coaches entregan vidas completas en el intento de construir algo que sus manos no pueden tocar. Con instrucción, amor y ejemplo, luchan por formar identidades suficientemente fuertes para ganar un marcador. 

En lugar del balón, te pido que veas los colores de todos los equipos, no solamente en sus uniformes sino en las pieles de los que los porta, y al hacerlo, te sorprendas de lo fácil que es trabajar sin prejuicios cuando el objetivo los aplasta.

Cada jueves, domingo y lunes, en forma de calentamiento, recuerda que lo que estas por ver es posible gracias a los efectos que tiene portar un cubre bocas, el cual además de evitar una infección, nos hace callarnos y reconocer los momentos en donde cuestionar solamente refleja ignorancia.

Con respecto a los estadios, mas que generarte nostalgia, te invito a que la falta de gente te llene de agradecimiento y humildad al reconocer lo enorme de nuestra vulnerabilidad, pues mas fácil de lo que crees, todo puede desaparecer.

Por último, sobre el balón no te preocupes, el te encontrará. 

En el juego de la vida, lo mas valioso aparece en el momento que decidimos dejar de verlo. 

Feliz Año Nuevo. 

3 comentarios en “Veamos esta temporada Diferente.

  1. Nunca imagine que se pudiera entrelazar el romanticismo con con las tacleadas. Como siempre una vez más escribes con el corazón y amor por este deporte. Pronto te lo recompensará Un abrazo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.