Hay dos pandemias (Atte. Covid-19).

Debes entender algo, absolutamente todo lo que hago tiene una razón de ser. En mí, no existe la suerte ni coincidencia, solo propósito. 

Llegaré a tu mundo exactamente el ultimo día del año ya que, gracias a tu obsesión por tener control, la fecha te dará la ilusión de poder medirme y “estudiarme”. 

Inicialmente, apareceré en Wuhan, la ciudad mas poblada de China, la cual consideras la nueva capital económica

Haré mi traslado paulatino a Estados Unidos con facilidad gracias a que, como usualmente lo haces cuando enfrentas a la naturaleza, arrogantemente pensarás que el problema de mi presencia es mínimo y dejarás tus fronteras abiertas

De hecho, al doctor que logrará reconocer mi tamaño, lo querrás meter a la cárcel argumentando blasfemia. 

Creerás que estos dos países solamente representan los dos extremos de tu mundo y, por ende, declararás un estado de emergencia masivo. Sin embargo, la realidad es que he escogido acentuar estos dos lugares con el único objetivo de expresarte el porque estoy aquí. 

El mismo día en el que el evento deportivo mas visto del año dará muestras de “planes de ataque y defensa”, al otro lado del mundo emitirás tu primer intento por entenderme en donde detallaras tus primeras ideas para combatirme. 

Pocos días después, sabrás lo erróneo de tu plan. 

Hablando de deportes, cancelarás los mas importantes siendo esta la cuarta ocasión que lo haces, las tres anteriores (1916, 1940 y 1944) por las guerras mundiales que decidiste crear. 

¿Reconoces la similitud? 

Conforme mi propagación se ira acentuando y tu tiempo pasa, te pondré en un gran dilema.

¿Reactivar la economía o salvar vidas? 

Por ningún momento dudé cual sería tu respuesta, de hecho, me preparé protegiendo considerablemente a los niños pues, en ellos reside mi esperanza. 

Sin que lo entiendas aun, justificarás tus acciones con los mismos argumentos que provocaron mi llegada. Las recesiones en tus países mas importantes (China -3.4%, Alemania -2.2%) y el desempleo mas grande en tu historia (10M, Estados Unidos) te dará pie a intentar ignorarme.

Menos de un mes después, aprenderás que esto es imposible

Debo confesar que por momento me harás reír. 

Subestimaré tu creatividad cuando tu presidente “mas poderoso” asegure mi exterminación tan solo con inyectarse detergentes y cuando su contraparte, en China, festeje por “no tener nuevos contagios en su población”

Es tan típico tu comportamiento, te concentras solamente en ti, pensando que el problema siempre esta afuera. 

Creerás que la manifestación mas grande en contra del racismo no tiene relación conmigo y que fue provocada por otro mas de tus tristes comportamientos animales. No serás capaz de observar que, desgraciadamente, éste es solo uno mas de los múltiples asesinatos derivados de no entender que la piel tiene pigmentación pero que, a diferencia de las otras, esta vez recibió la atención requerida gracias a mi, gracias a que logré darte tiempo de reflexión. 

(Me retracto, los animales no hacen eso)

Si abres los ojos, en este evento podrás encontrar la primera pista hacia mi alejamiento. 

Miles de personas se congregarán en protesta de la desigualdad y estúpida idea de que alguien puede ser superior a otro. Sin embargo, lo harán justo en el momento en el que descubrirás el efecto que tiene en mi el aislamiento social. 

En tu mente es una disyuntiva, en realidad es una enseñanza.

Puedes aminorar considerablemente mi daño reduciendo la interacción con otros seres humanos, pero al mismo tiempo sientes perder todo el sentido cuando lo haces.  

Argumentas que hay gente que forzosamente tiene que salir y trabajar para poder comer cuando el verdadero problema esta en que creaste esta desigualdad en primer lugar. 

El asegurar que no puedes sobrevivir con seis meses de “inactividad”, además de ser una mentira, es una vergüenza que habla de tu presumida evolución.  

Te volverás loco por no poder salir “libremente” porque olvidaste el valor infinito que tienen los lazos de una familia, destruiste el sentimiento de sumergirte en un libro por el considerar que no genera dinero, y olvidaste tu posición humilde en el planeta. 

Tienes mi mismo tamaño, solamente tu crees tener otro. 

Eres y siempre serás totalmente dependiente de los demás, cuando intentes ignorarlo solo verás desgracia. 

La segunda pista te la daré con un objeto que antes de mi llegada era casi insignificante. 

El uso de las máscaras reducirá mi fuerza en un 85%, pero el mensaje realmente estará en tu reacción ante ellas. 

Amenazarás de muerte a un médico por usar su lógica e intentar hacer obligatorio el uso de este objeto el cual por momentos parece que en lugar de protegerte te ahoga matándote neuronas y, por si no fuera poco, tendrás mandatarios asegurando que no es necesario su uso, algo sumamente curioso pues son expertos en utilizarlas. 

Entiende, la máscara va en tu cara, pero no es para ti. De ya vivir yo en tu cuerpo, este pedazo de tela es tan insignificante como tu oposición hacia ella. La máscara es para los demás. 

Mientras tu exhalas, ellos se contagian. ¿Es muy difícil? 

A pesar de tratarte de ayudar, seguirás renuente y arrogante. 

Con dinero, el cual creaste tu y solamente tu le das valor, intentarás destruirme. 

El país con la deuda mas grande destinará dos trillones mas a “combatirme” y las personas mas ricas del mundo invertirán en lo que erróneamente piensan es la mejor estrategia, una vacuna, ignorando por completo que en la mayoría de los casos esto es imposible y que, en el remoto escenario de lograrlo, tomaría aproximadamente 10 años

Finalmente, en medio de tu muestra mas grande de ignorancia, publicaré mi ultimo intento por guiarte, este. 

Dado a tu incapacidad de ver las señales gracias a tu adicción por hablar y no escuchar, en esta ocasión cambiaré el formato de pistas por un mensaje directo. 

Te ruego pongas atención.

En realidad, hay dos pandemias. 

Una la represento yo físicamente, la otra es la que intento curar. 

Has convertido tu mundo en la fábrica mas grande de egocentrismo. Ya no puedes vivir así.  

Con término inventados como “producto interno bruto” le has dado sentido a tu vida y logrado que la producción de riqueza sea la razón mas importante del porque existes olvidando que la existencia de dicha riqueza es solamente posible por su antónimo.

El problema no es tu constante búsqueda por mejorar, sino el haber creado la idea de que esto solo es posible a costa de una agresiva desigualdad que reduce la dignidad de algunos de los tuyos a $2.50 dólares por día

Hoy, tu tierra es la competencia mas grande por ser superior. 

0.7% de tu población, controla el 45.9% de toda tu riqueza. En retrospectiva, el problema no esta en que los mas ricos del mundo sean los que estén invirtiendo en vacunas sino en el simple hecho de que exista su atributo como billonarios.   

¿Te sorprende que tu vendedora mas grande de café, la cual reportó mas de seis mil millones de dólares en utilidades, haya decidido reducir el sueldo a sus empleados que ganan menos de 200?

¿Te sorprende que la liga deportiva mas poderosa del mundo hable de los dos mil millones que “perderá” en lugar de cómo ayudará con los trece mil que aun concentra? 

(Es esta misma liga en la que cinco de sus dueños poseen los yates mas grandes de tu mundo…¿te has preguntado si venderlos esta dentro de sus soluciones?) 

Podrás intentar estudiar mi comportamiento, rastrear mis manifestaciones e invertir en cualquier propuesta científica, sin embargo, no me iré hasta que entiendas porque estoy aquí. 

Llegué para que aprendas que la única medición que importa es la que haces contigo mismo. El Ferrari encuentra su valor exagerado en su capacidad de presumir, no en generar paz y felicidad, algo que ni siquiera has aprendido a medirlo. 

No me iré hasta que te grabes que la razón del porque existes solamente reside en dos cosas; la misteriosa búsqueda por una pasión que te regale el poder de manipular el tiempo y servir a tu gente, y en tu capacidad de ayudar a los demás por encontrar la suya. 

Como ayuda adicional, he tratado de ilustrar mi propósito en el único continente que he decidido no atacar, Antártica.

En él, hay una ley escrita: “si decides venir, es en paz y con el único objetivo de incrementar el conocimiento humano”. ¿Entiendes porque no estoy ahí? 

Los mas de cuatrocientos mil casos trágicos y ocho millones de infecciones seguirán aumentando hasta que entiendas que la única alternativa es una desinteresada cooperación que anteponga el ayudar por encima del generar. 

En el momento que le enseñes a los niños que lo único valioso es nunca dejar de serlo, y que la definición de sueldo pierde sentido si no se comparte, prometo que me iré.  

Por el momento, termino este comunicado resaltando algo de mi que seguramente no te has dado cuenta. 

Mi manifestación fulminante la hago en la forma mas potente de neumonía que has experimentado.

El respirar es el único acto que tu y todos los tuyos hacen constantemente en sincronía, sin excepción. 

Espero lo entiendas. 

Portada por Diego Quintanar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.