Perder a Brady, como superarlo.

En el dolor, hay dos tipos. 

Hay dolores que tienen objeto. “Estoy triste porque se murió mi perro”. 

Estos primeros, son relativamente fácil de superar. Después de identificar la causa de nuestro sentimiento, decidimos si podemos arreglarlo o no. 

En el ejemplo de la muerte del perro es imposible cambiar algo (comprar uno nuevo es la practica humana, pero en realidad no lo soluciona), sin embargo, hay otros como el popular “no estoy contento en mi trabajo”, en que la solución es directa y palpable.

Cuando existe alternativa, decidimos uno de dos caminos, regocijarnos en nuestra miseria o tomar un nuevo riesgo. 

Por el otro lado, cuando no existe alternativa, el tiempo hace su mágico trabajo y nos ayuda a superarlo. 

En fin, por muy grande que este tipo de dolor sea, el problema real lo encontramos en la otra miserable y cruel categoría. En aquellos dolores en los que no podemos asignarles nada.

“Me siento deprimido…” 

“No se que pasa…necesito encontrarme.”

Damn it.  Ojalá solamente se hubiera muerto mi perro…

Esta es una carta a todos los seguidores de los Patriots que hoy sienten no tener rumbo alguno en la vida, un mensaje a todas aquellas personas que durante veinte años han erróneamente pensado que ganar once juegos en la NFL es tan común como despejar en cuarta oportunidad y una ayuda a todos los seres humanos que no conciben lo que significa “no tener quarterback”. 

Este escrito es un intento para ayudarles a encontrar el objeto de su tristeza.

¿Duele el saber que su equipo decidió no ofrecerle un contrato que mostrara el respeto merecido al mejor jugador de todos los tiempos? 

Quizá sea prudente responder a esta pregunta con un nombre: Drew Bledsoe. 

A lo mejor han decidido olvidarlo por conveniencia, pero cuando Tom Brady llegó a la liga como selección de sexta ronda en el 2000, New England tenía al mejor quarterback…de la NFL. 

Podemos pensar que el golpe de Mo Lewis el 23 de septiembre del 2001, el cual dejó fuera a Bledsoe, “obligó” a esta franquicia hacer el cambio y, consecuentemente, encontrar el regalo mas grande de los primeros cien años de la NFL, pero si realmente regresamos el tiempo, recordaríamos que Bledsoe estaba listo y sano al final de dicha temporada. 

Tom Brady es resultado de “otra falta de respeto”. 

Iniciamos con un solo nombre, pero que tal esta lista: Lawyer Milloy, Deion Branch, Richard Seymour, Randy Moss, Malcolm Butler. 

El “respeto” que se demuestra en New England es similar al que hoy encontramos en los supermercados. 

Quizá entonces, lo que duele es el hecho de saber que Tom Brady, después de haber jugado la carta de el-mejor-compañero-que-es-indiferente-al-dinero durante toda su carrera, decidió dejar de hacerlo justo en el momento que mas lo necesitaba. 

En otras palabras, ¿eres o no eres Tom?

No es de sabios entender que 3 MVPs, 6 Super Bowls, 74,571 yardas y 541 pases de touchdown no se pueden lograr solo. A lo largo de su carrera, Tom Brady ha sido enormemente beneficiado por un manejo ejemplar del tope salarial que, a pesar de no concentrarse en conseguir estrellas sobre valuadas, siempre ha logrado conseguir las piezas complementarias para su éxito. 

Junto con su liderazgo e impresionante ética de trabajo, el haber dejado pasar tres veces la oportunidad de convertirse en el jugador mejor pagado son igual de admirables. 

Desafortunadamente, la cuarta, por su edad y la situación actual del equipo (menos de $5M restantes en el tope salarial) era la mas importante y, evidentemente, no lo hizo. 

Pero ¿qué hubiera pasado si hubiera decidido quedarse nuevamente bajo un contrato patético e inferior al de seres como Brock Osweiller? 

Los Patriots iniciaron esta agencia libre designando como jugador franquicia a Joe Thuney ($14M por año). De primera instancia, parecía excelente movimiento el conservar a su mejor liniero ofensivo. Sin embargo, el problema se manifestó minutos después cuando Kyle Van Noy y Jamie Collins, dos de sus jugadores mas importantes defensivamente, se vieron obligados a dejar el equipo después de entender que no habría dinero para ellos. 

Dudar de la capacidad de Bill Belichick es tan estúpido como no lavarse las manos estos días, pero el genio defensivo hoy se encuentra en una situación que nunca ha vivido. 

Stephon Gilmore será su único defensivo “All Pro” y solamente tendrá una selección en el Draft dentro de las primera ochenta y cinco (no tienen de 2ª ronda después del trade por Mohammed Sanu). 

Ofensivamente hablando, hagamos una dinámica, a la cuenta de tres: ¡piensa en un receptor de New Englandel cual su nombre NO empiece con J”. 

Tienes media hora.

Ouch.

Por si no fuera poco, el que empieza con “J”, Julian Edelman, entrará a la siguiente temporada con 34 años y tres lesiones significativas y, además, la franquicia no ha logrado aún suplir a Rob Gronkowski.  

No por nada Brady tuvo su peor temporada desde el 2013 con 60.8% de sus pases completos. 

En efecto, Tom Brady pudo haber sacrificado su sueldo y ego por cuarta ocasión, pero hay algo que siempre ha pesado mas en su vida, su incansable mentalidad por ser el mejor. Con el respeto que merece Belichick, su equipo ya no parece ser la mejor opción. 

Pensándolo bien, quizá el dolor provenga del patético equipo al que se fue. Patético ante los ojos de cualquier Patriot Fan.

Desde el 2011, Tampa Bay ha tenido solamente UNA temporada ganadora y no ha logrado llegar a los playoffs desde el 2007. La franquicia ha pasado por el mismo numero de Head Coaches que Brady ha ganado Super Bowls. 

En retrospectiva, patético ante los ojos de todos.

Pero ¿en realidad vamos a pensar que Brady hubiera accedido a terminar su carrera en un equipo sin rumbo ni esperanza? 

En los playoffs de la temporada pasada, vimos solamente tres de las cinco mejores ofensivas de la NFL. Las otras dos: Cowboys y Buccaneers

Después de la salida de Stefon Diggs de Minnesota y DeAndre Hopkins de Houston, Tampa Bay posee el mejor dueto de receptores en Mike Evans y Chris Goodwin (ambos mas de 1,000 yardas en 2019). 

El mejor prospecto en la posición de tight end es OJ Howard. La línea ofensiva, liderada por Ryan Jensen, es la séptima mejor según Pro Football Focusy, en Rondal Jones II y Peyton Barber, Brady tiene justo lo que necesita en la posición de corredor. 

Defensivamente, Tampa Bay recientemente aseguró a Jason Pierre Paul y Shaq Barrett (19.5 sacks) y, aunque esta unidad terminó en la décima quinta posición, es difícil pensar que su trabajo no será mas fácil después de eliminar las TREINTA intercepciones de su quarteback pasado (Brady nunca ha lanzado mas de catorce). 

¡¿Entonces?! 

Si no es él, ni el equipo, ni el otro equipo, ¡¿cuál es el objeto de este dolor?! 

Patriots, el dolor esta en entender que pasaran a ser espectadores de la historia y no creadores de ella.

El dolor esta en entender que, debido a la naturaleza de su equipo, la cual es perfectamente ejemplificada por la inquebrantable disciplina de su Head Coach, esto era inevitable y lo inevitable no se necesita entender, se necesita aceptar.  

Patriots Fans, por las mismas razones por las cuales han sido tan afortunados de vivir en la gloria durante veinte años, hoy experimentan, por primera vez, un problema sin solución…un perro fallecido.

Cuando lo entiendan, el tiempo hará su trabajo. 

2 comentarios en “Perder a Brady, como superarlo.

  1. Lo unico que falto comentar ese que a partir de la proxima temporada, la buena vibra de todas aquellas mujeres que tenian como equipo favorito «Brady» van a enviar esa vibra a Tampa Bay, va a ser interesante al ver un juego de Tampa contra New England y preguntar a quien le van?, y la respuesta de «le voy a Brady» sonara rara y si algo ridicula…. jajajajaj

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.