Las organizaciones hacen a los Quarterbacks, Ryan Tannehill.

Tener dos premios “Oscar”, ochenta y seis reconocimientos y mas de 170 nominaciones como actor, productor y/o escritor, requiere de mucho talento y una impecable ética de trabajo. 

Sin embargo, si bien estos dos requisitos fueron siempre controlados por Tom Hanks, es otro, en el cual tuvo mínima injerencia, el que realmente dio origen a su histórica carrera.

¿Qué hubiera pasado si en lugar de representar a un joven inocente en busca de una sirena, papel en su primer éxito “Splash” en 1984, hubiera sido reclutado para actuar en Terminator?

¿Podría Tom Hanks decir: “Hasta la vista baby”?

¿Arnold Schwarzenegger correr como Forrest Gump?

Hanks ha inmortalizado frases como: “Life is a box of chocolates…” (Forrest Gump, 1994) o “You can´t hide what’s in your heart…” (The Green Mile, 1999), pero la mas importante de su carrera la declaró hace algunos meses para el New York Times cuando aseguró:

“Hace mucho tiempo reconocí que soy incapaz de intimidar…”.

Jamás lo veremos como villano intimidante.

Su personalidad, gesto y forma de actuar, hacen de papeles agresivos algo imposible en su repertorio. Lo mejor de todo es que, evidentemente, esto no importa…

Bueno, Ryan Tannehill inició su carrera tratando ser Terminator.

En siete años con los Dolphins, el quarterback de primera ronda (8ª selección, 2012) perdió mas juegos de los que ganó (42-46), lanzó setenta y cinco intercepciones y perdió una temporada completa por lesión (2017). 

¿Su director de casting?

Adam Gase, el Head Coach mas necio de la historia (y el único en perder dos juegos contra equipos con marcas de 0-7 o peor en una misma temporada, Bengals y Dolphins)

Adam Gase le exigía hacer cosas a Tannehill que oscilaban entre lo imposible y lo iluso. 

Películas hay muchas, recordemos dos.

En Octubre del 2015, cuando los Patriots destrozaron a Miami (36-7), aunque Tannehill lanzó 300 yardas gracias a sus 44 intentos, no pudo anotar y terminó con 2 intercepciones. 

Claro, Miami corrió la patética cantidad de 15 yardas en 13 intentos. 

Quince yardas es de aquí a la banqueta.

Tres años después, como otra muestra de su terquedad, Gase obligó que Tannehill lanzara 31 veces en situaciones climáticas deplorables provocando uno de sus peores juegos como profesional (rating 43.3). 

Una vez mas, el ataque terrestre quedó en ridículo. Al terminar el juego, las pantallas del estadio anunciaron que Josh Allen, quarterback de Buffalo, había terminado con mas yardas (95) que todos los corredores de Miami combinados (90).

Ryan Tannehill era Tom Hanks en Matrix.

Afortunadamente, Tanehill tomó la “blue pill”. Cuando despertó, Mike Vrabel era su nuevo director de casting y…la cuchara se dobló.

Al termino de la semana seis, Vrabel se dio cuenta que algo no hacia sentido en su equipo. A pesar de tener un récord perdedor (2-4), Titans tenía una de las mejores defensivas y promediaba solamente 15.3 puntos recibidos por juego. 

Habiéndola aprendido durante doce años como jugador en grandes franquicias (Steelers 4, Patriots 8), Vrabel sabía que la fórmula era simple, anotar al menos siete puntos mas por juego y, mucho mas importante, cuidar la posesión del balón. 

Dos cosas que Ryan Tannehill era capaz de hacer.

En diez juegos con Tennessee, Tannehill ganó siete, casi duplicó el promedio de puntos anotados por juego de 16.3 a 30.4 y, no solamente terminó con el mejor rating de toda la NFL (117.5), sino con el cuarto de TODOS LOS TIEMPOS solamente detrás de Aaron Rodgers en 2011 (122.5), Peyton Manning en 2004 (121.1) y Nick Foles en 2013 (119.2).

Sin menospreciar la gran actuación de Tannehill, lo realmente interesante es entender como se dio esta la transición, entender como es que Tannehill se transformó de un quarterback perdedor a uno de los mejores de la liga. 

¿Cómo llegamos de Humberto Zurita a Tom Hanks?

Desde que Ryan Tannehill tomó la titularidad, Tennessee lanza en promedio treinta pases por juego, segundo numero mas bajo en toda la NFL. 

¿Se acuerdan cuando Adam Gase lo quería convertir en Brett Favre? Mike Vrabel ha hecho justo lo contrario. 

En Derrick Henry, líder de yardas terrestres de esta temporada, Titans han encontrado la formula perfecta para ayudar a su quarterback. Desde la semana siete, Tennessee promedia 5.6 yardas por carrera, mejor en la NFL.

Obviamente, esta estrategia ha generado otros beneficios para toda la ofensiva. 

Los pases de Tannehill promedian 8.2 yardas, un incremento del 50% sobre los primeros seis juegos cuando el equipo era liderado por Marcus Mariota.

En Red Zone, el equipo convierte 87% de sus posesiones en touchdowns, y en total, Titans promedia 6.9 yardas por jugada, mejor marca en la NFL.

Tom Brady daría a su esposa por tener promedios similares.

La brillantez de Tom Hanks reside en hacernos olvidar que estamos viendo a Tom Hanks.

Al disfrutar una de sus películas, nos mantenemos inmersos en la historia y nuestro cerebro ignora el hecho que es un actor al que estamos viendo. 

La NFL produce el mismo efecto.

Cuando disfrutamos de una serie ganadora de Tom Brady, un pase imposible de Patrick Mahomes o una carrera de Lamar Jackson, olvidamos lo extremadamente difícil que realmente es.

Olvidamos que son super atletas a los que estamos viendo. 

Pero también, olvidamos que antes que su inmenso talento, se creó una perfecta combinación entre sus cualidades y una forma especifica de juego.

Combinación que los hace resaltar sobre todos los demás. 

La historia de Ryan Tannehill en Tennessee es un bello recordatorio de que siempre antes de un gran actor, hay una gran historia. 

O, en palabras de Bill Walsh, es un recordatorio de que: “Las organizaciones hacen a los quarterbacks”.

Un comentario en “Las organizaciones hacen a los Quarterbacks, Ryan Tannehill.

  1. Coincido que cuando vemos una buena actuacion de unQB se olvida o mas buen no lkegamos a saber quien esta detras de el coucheandolo
    En lo unico que no estoybde acuerdo es de que Brady cambiaria a su esposa. No sabre mucho de footbol pero de eso si estoy seguro.
    Saludos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.