El curioso caso de la posición «Running Back»

El Señor González, ha esperado pacientemente por ocho años para ser ascendido dentro de su empresa.

Durante este tiempo, ha cumplido con todas las normas “empre-sociales” que conocemos como la “Guía Godín”. Ha portado orgullosamente su gafete en un “yo-yo” de Office Depot “swipeandolo” temprano para su registro. Diariamente, calienta comida en un “tupper” con divisiones que le permite balancear su dieta y no salir de la oficina. Ha asistido a todas las reuniones propuestas por su jefe incluyendo los Monday Nights, aun cuando jamás ha entendido el significado de “mariscal de campo”. Por si no fuera poco, jamás se ha atrevido a pedir permiso para salir temprano en viernes y poder “alcanzar el Primera Plus” hacia su ciudad natal.

En una mañana rutinaria, el Sr. González recibió un correo que parecía finalmente pagarle su esfuerzo y entrega. Éste decía:

To: González

De: Jefe

“González, te veo en mi oficina a la hora de la comida para platicar sobre tu puesto y trayectoria en la empresa”

A la reunión, el Sr. González llegó con su corbata ligeramente desabrochada mostrando una inusual relajación y confianza. Su sonrisa era equivalente a la de un “puente largo de viernes” y su emoción se percibía en la forma emotiva de decir “buenos días” en el elevador.

Sin embargo, a solo segundos de haber entrado a la reunión, y en palabras del gran Emmanuel, “todo se derrumbó”:

Jefe: González, no quiero darle vueltas al asunto (nota al pie derecho; ¿alguna vez se han preguntado cómo se le da vueltas a un asunto?), la empresa tiene que dejarte ir porque contratará gente joven. Consideramos que el nuevo personal puede realizar tu trabajo de forma más eficiente y a menor costo…

(La respuesta del Sr. González se ha eliminado del texto por contener lenguaje soez y expresiones insultantes hacia miembros directos de la familia del “Jefe”)


 

Amable lector, regálese un tiempo para observar la siguiente gráfica mientras recuerda su edad y añora el algún día haber tenido este talento:

TOP 5 RUNNING BACKS – NFL *
Running Back Yardas Totales Edad
Kareem Hunt 502 22
Todd Gurley 362 23
Dalvin Cook 354 22
*promedio en edad: 22.3, promedio experiencia: 0.58  temporadas jugadas

 Ahora, aminorando el golpe emocional, permítase recordar a estos jugadores:

Top Running Backs: Mas de 29 años de edad – NFL Mejor Temporada
Player Name Yardas Totales Edad Ranking  
Frank Gore 191 34 21 1,695 (2006)
Marshawn Lynch 151 31 33 1,590 (2012)
Adrian Peterson 81 32 62 2,097 (2012)
 *Todos en la conversación a ser miembros del Salón de la Fama

A excepción de la profesión de político corrupto, es difícil pensar en alguna otra en donde la experiencia sea contraproducente como hoy lo es en la posición de corredor en la NFL.

La pregunta es ¿por qué? ¿Cómo llegamos a esto? ¿Cómo transformamos en indiferencia el expertiz que nos brindaban los corredores veteranos?

Barry Sanders, Emmit Smith, Jim Brown, y Marshall Faulk nos dieron sus mejores temporadas en edades 29, 26, 29 y 28 respectivamente.

En 2011, cuando la Liga y Unión de Jugadores acordaron implementar un tope salarial especial a los novatos limitando el dinero que podrían recibir en su primer contrato, y así evitar casos patéticos como JaMarcus Russell , el ajuste parecía lógico pues consideraba una de las premisa básicas de la economía la cual fué explicada por Adam Smith en su obra maestra; Wealth of Nations.

Sintetizada por mi dado a que el lenguaje utilizado por Mr. Smith es tan confuso como las matemáticas de nuestro presidente, ésta decía así:

La demanda por aquellos que viven de salarios (empleados) solamente puede ser incrementada a raíz de incrementos en la producción de un país. A su vez, la demanda de éstos por incrementar sus salarios, solamente puede existir como resultado de incrementos en la producción que logren.

En términos de NFL, la Liga no debería pagar salarios elevados a jugadores que no han demostrado ser altamente productivos (véase; Brock Osweiller).

Completamente lógico, ¿no?

Lo mismo pensó la Unión de Jugadores.

Debido a que el dinero no pagado a los novatos, sería inmediatamente redistribuido a los demás jugadores, no solamente lo acordó por diez años sino lo vio como una importante victoria de su negociación.

Lo que no pensó la Unión, fue en seguir leyendo Wealth of Nations pues ignoró un capitulo muy importante (otra vez sintetizado):

La producción de un empleado puede aumentar como resultado de su repetición de actividades en procesos en serie, de su especialización en toma de decisiones y/o en su capacidad de dirigir y organizar personas que realices actividades similares.

¡Voila! No leyeron las letras chiquitas.

No es que específicamente no se cumpla ninguna de las tres condiciones mencionadas en la posición de corredor dentro de la NFL, sino que cuando se cumple alguna, el jugador siempre está dentro de sus primeros cuatro años (rango dentro del tope salarial), y cuando finalmente está listo para renegociar su contrato, ninguna de estas ya persevera.

En lenguaje Godín, esto es similar a que una empresa prometa aumentos considerables de salario después de cumplir cinco años de experiencia y al mismo tiempo presentar una rotación de personal de tres. ¡Ha!

Actualmente, los corredores, excluyendo centros largos (patadas) y fullbacks (ya nadie los usa), son los jugadores peor pagados ($1.5 Millones por año). Sus carreras promedian dos años y cinco meses de longevidad mientras que el promedio de la liga está por encima de 3. Más importante aún, todas las demás posiciones promedian 33 años en su mejor temporada mientras que en los últimos cinco años los corredores promedian 25. 

Físicamente hablando, los corredores tienen el doble de probabilidad de lesión sobre cualquier otro jugador y, mentalmente, no son exigidos por igual ya que sus habilidades son fácilmente transferibles de la liga colegial a la profesional.

Todavía nos faltan cinco años para tener una nueva negociación de contrato entre Liga y Unión.

Mientras tanto, en nuestras pantallas seguiremos viendo a novatos como Kareem Hunt convertirse en el primer corredor de la historia con tres touchdowns de más de 50 yardas en sus primeros tres juegos, Dalvin Cook romper el record de mas yardas en su primer juego con 127, y a equipos como los Vikings dejando ir a sus leyendas para ahorrar considerables salarios (Adrian Peterson iba a recibir $18M este año, a cambio, Minnesota pagará $6.3M por los servicios de Dalvin Cook).

Mientras estamos preocupados por debatir si los jugadores tienen el derecho a hincarse durante el himno, la posición del Football que alguna vez fue su estandarte y nos regaló nombres como Erick Dickerson y Walter Payton, sufre alarmantemente.

Hoy, por cada corredor novato que sorprende a la liga, hay un Sr. González observándolo desde la banca.

Un comentario en “El curioso caso de la posición «Running Back»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.