El caso Tim Tebow: reflejo de un problema social.

Al mismo estilo de «Ya no voy a tomar» o «Ya en serio empiezo la dieta el lunes»; prometí no hacerlo, en verdad me dije: «Rodrigo, no vayas a caer en la tentación de escribir sobre el desempleado más famoso en la historia de la humanidad». Lo resistí bastante bien hasta que, mientras leía en el libro «The Power of Unreasonable People» (de John Elkington y Pamela Hartigan el cual no se los recomiendo porque es bastante aburrido al menos que ya tengan cantidades exorbitantes de dinero para cambiar al mundo y necesiten ideas de cómo hacerlo) las siguientes estadísticas:

  • En un año mueren más de 11 millones de niños de edad cinco o menores por causas altamente curables.
  • Alrededor de 4 millones de bebes no sobreviven más allá de su primer mes.
  • Más de 2 millones de niños menores de cinco años mueren por diarrea y más de 1 millón por malaria.

No estimado lector, no es que crea que Tim Tebow deba ya dedicarse a organizar expediciones a los países menos desarrollados, pero estos números me hicieron pensar en un mal que tenemos como sociedad y que, al parecer, no hay manera de detenerlo. Hemos hecho que los medios controlen completamente nuestra manera de pensar, hemos creado de la «media» el circulo vicioso más grande y la nueva forma que tenemos de esclavitud. Por ningún motivo quiero dar a entender que lo que pasó en Boston hace algunas semanas no tiene importancia pero ¿cuánta gente murió? ¿Cuántos heridos hubo?…. ¿acaso tenemos conocimiento de cuantos heridos hay por día en Israel en la guerra civil? El punto es sencillo, creemos lo que «nos dicen creer», sufrimos y nos quejamos de «lo que nos dicen que debemos sufrir» y difícilmente nos exigimos ir un paso más allá con nuestro criterio, ver más allá de lo que los medios han escogido como relevante.

Ayer lunes, la revista Forbes publicó la lista de los atletas más influyentes del mundo, ¿quién creen que es #1? No Michael Phelps, no Usain Bolt, no Gabby Douglas, no la «Tota» Carbajal; Tim Tebow es el atleta QUE MAS INFLUYE NUESTRAS VIDAS. Ahora, si usted se está riendo deje de hacerlo porque es un problema grave el que tenemos aquí. ¿Es en serio que un quarterback que no vio el campo todo el año pasado, no solamente perdió su puesto frente a Greg McElroy y Mark Sanchez, sino fue cortado por uno de los peores equipos de la NFL, es el atleta que más afecta, bien o mal, a nuestro mundo? Imagínense tener una conversación con un extraterrestre y tratarle de explicar esto…

Ahondemos un poco en el tema. Lo relevante no es saber que agentes libres como Charles Woodson, John Abraham, Dwight Freeney, Ahmad Bradshaw, etc. reciben mucho menos cobertura que Tebow, tampoco es saber que Tim recibe ofertas casi diario y casi ridículas de trabajo como ser coach de la Lingerie League, reventar vidrios en Florida por $30,000 USD, etc. Lo relevante aquí es entender el porqué, ¿qué fue lo que nos llevo hasta aquí e hizo de un atleta colegial una leyenda viviente en la liga más poderosa del mundo? Los seguidores de Tebow estarán pensando que olvidé su «gran» temporada con Denver cuando «los llevó» a los playoffs y le ganó a Pittsburgh en la ronda divisional. La realidad es que es uno de los momentos que más recuerdo, todo seguidor de este hermoso deporte se acuerda perfectamente en donde estaban cuando Tebow lanzó ese pase de 10 yardas a Demaryius Thomas el cual después corrió 80 más venciendo con una mano a Ryan Clark y llevando a su equipo a Foxborough para enfrentar a los Patriots (también todos nos acordamos del marcador en New England ¿no?). Todo seguidor también se acuerda de «Tebow Time» y del cántico de Deion Sanders (uno de los treinta que tiene): «Teeeeeebow Oh Oh». Todo eso es hermoso, es parte de lo que hace a esta liga tan grande; pero ahora, permítanme hacer algunas preguntas a ver si nos acordamos también. Sin contar el primer juego contra San Diego en donde Tebow entró en la segunda mitad, ¿cuál fue el record de Denver? (7-4) Lo importante, ¿a quiénes vencieron? Miami, Oakland, Kansas City, New York Jets, San Diego, Minnesota, Chicago…ninguno de ellos en los playoffs. Cuando Tebow entró, la defensiva de Denver permitía 28 puntos por juego, ¿cuántos permitió los cuatro juegos siguientes? 62 punto totales (15.5 promedio). ¿Alguna vez nos vendieron que la defensiva solo permitió un TD en el 4º cuarto en todas las victorias? Que tal esta historia: Von Miller fue mandado a la banca por no saber sus asignaciones en la semana 2, el después novato del año regresó en su mejor forma contra San Diego (ya con Tebow) y detuvo una crucial 3ª oportunidad forzando a los Chargers a intentar un gol de campo de 53 yardas…lo fallaron y Denver ganó… ¿alguien vendió esta historia?

Cuando Tebow llegó a los Jets, los sabios dioses griegos de esta organización decidieron tener una conferencia de prensa para presentarlo. ¿Qué otro quarterback suplente ha tenido este beneficio? Honestamente moriría por saber que hubiera dicho alguien como Tim Rattay o Jim Sorgi cuando fueron firmados como suplentes. ¿Después que más nos vendieron los medios? Que los Jets estaban preparando un paquete especial para Tebow…RRRRIIILLLYYY? Este equipo no sabe ni siquiera hacer un sistema para Mark Sanchez. Para seguir con la vendimia, después nos hicieron creer que Tebow era número dos en el roster y que si Mark seguía jugando como Mark entonces lo veríamos en acción. ¡Ahora si a reír! Jamás fue cierto, McElroy era y siempre fue suplente de Sanchez y, además, ¿en serio creímos que Rex Ryan estaba esperando a que Mark cometiera más errores para cambiarlo por Tebow? Por Dios, estamos hablando del único quarterback (Mark) que ha tenido un fumble provocado por el trasero de un liniero propio (se rumora que en la nueva versión de «NFL Foolies» solo vendrá esta jugada en 253 diferentes tomas y la mejor de éstas es cuando la cámara enfoca a Tebow corriendo por su casco gritando: «¡Oh Lord, gracias, es mi oportunidad!»).

Parecería que tengo un odio por Tim Tebow similar al que le tiene un niño a la vida en Navidad cuando su juguete no trae pilas, pero no es así. El punto de esta columna es dejar muy en claro el odio que le tengo a la manipulación que recibe nuestra mente y juicio por parte de los medios. Tebow fue uno de los jugadores colegiales más grandes de la historia y eso nadie lo puede cambiar. Tebow es una gran persona y atleta. Tebow merece mucha de su fama por ser una persona autentica y nunca tener miedo de ser vocero de sus creencias. Pero a su vez, Tebow es uno más de los cientos de agentes libres que todos los días son reemplazados por mejores talentos. Es un jugador con limitantes importantes para jugar en esta liga; alguien nada diferente a jugadores como Brad Johnson o Trent Dilfer que alguna vez tuvieron éxito gracias a su equipo y a la situación que supieron aprovechar pero después vivieron la cruda realidad de no seguir teniendo ambos.

Tebow encontrará o no trabajo como jugador profesional de Football americano…nadie lo sabe…el punto es que al menos que sea usted de su familia, no nos debería de importar más que cualquier otro agente libre. De lo contrario permítame hacerle solo una pregunta: ¿Los 16,000 niños que mueren diariamente por hambre ya dejaron de ser importantes?

Un comentario en “El caso Tim Tebow: reflejo de un problema social.

  1. Me queda claro que Tebow tiene muchas limitantes para ser QB en la NFL, sin embargo creo que su mentalidad y actitud le dan un «punch» al equipo y que puede ser un factor para que un equipo pase de mediocre a no mediocre, de malo a no tan malo o de bueno a muy bueno como en el caso de Denver (o acaso Kyle Orton pudo brindarle este «punch» siendo mejor QB).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.