Lo que no analizamos pero como reclamamos.

«Si le hubiera preguntado a la gente que era lo que querían, hubieran dicho caballos más rápidos» – Henry Ford

Entonces, la NFL ha hecho una modificación más (en realidad hizo varias) en sus reglas con el objetivo de hacer que el juego sea más seguro y prevenir lesiones, ¿y cuál es nuestra respuesta? ¡A gritar en contra! ¡A escupir maldiciones al estilo: «me detuvo un tamarindo (policía de tránsito)», «el baño está ocupado», «coche estacionado en frente de nuestra entrada», «no pasó la tarjeta», «habemus Papas»!…tienen la idea. Pero cuando se trata de estar en contra jamás nos ponemos a pensar algo fundamental y básico; ¿cuáles son los motivos que llevaron a esto? Cuando finalmente lo hacemos, lo más seguro es que nuestra opinión no cambie pero al menos tenemos una visión diferente de las cosas. (Nota al pie derecho: Dan Ariely, autor de «Predictably Irrational», explica como las decisiones que tomamos no siempre están regidas por el raciocinio, en un alto porcentaje están hechas mucho antes de que si quiera las pensemos, es simplemente la manera natural en la que nuestro cerebro funciona. ¡Se los recomiendo mucho más que el Banana Walnut Bread de Starbucks y eso es UN DECIR!)

En primer lugar, entendamos la regla que tanto ha causado controversia: «Ningún corredor, en la zona considerada como campo abierto (fuera de los tackles ofensivos y al menos 3 yardas delante de la línea de golpeo) podrá intentar iniciar contacto con la parte superior del casco conocida como corona. La penalidad será de un foul personal al jugador involucrado con una pérdida de 15 yardas desde el punto de la falta cometida» (Traducción realizada minuciosamente en conjunto con el departamento de Canal 5, Fox Sports México, Enrique Peña Nieto y Ninel Conde).

Primer punto importante: claramente la regla habla de la «CORONA» del casco. Jeff Fisher explicó perfectamente en este video (http://www.nfl.com/news/story/0ap1000000152312/article/crownofhelmet-ban-nfl-rule-draws-criticism-understanding) las cuatro partes que tiene un casco; la zona de la barra, los lados, la zona que conecta la barra con la corona y la corona como tal (no me está gustando la palabra «corona» pero no encuentro mejor traducción…usted disculpe). Todas las personas que alguna vez jugaron este hermoso, fantástico, incomparable y supremo deporte saben que levantar la cara en el momento de un contacto es técnica fundamental, las lesiones en cervicales y posibles paraplejias se causan por no seguirla. Segundo punto: el castigo, aunque es el máximo de 15 yardas, se marcará en el punto del foul, lo que significa que no toda la jugada será borrada. Considerando que tendrá que ser estrictamente en campo abierto, en la mayoría de las ocasiones no afectará de manera significativa a la ofensiva al menos que sea la de los Raiders porque simplemente les pasa todo lo malo…hasta tener a Carson Palmer de QB.

Ahora entendamos cual es el proceso de voto. Primero, desde que la liga anunció que «iba a discutir la regla» lo que realmente estaban diciendo es: «prepárense para el cambio de regla». O, ¿a poco pensamos que la NFL se iba a arriesgar al ataque de la prensa por no haberla aprobado? Inmediatamente los titulares hubieran sido algo parecido a: «¿Pues qué no estaban muy preocupados por la seguridad de los jugadores?» o «Las incongruencias de Goodell». Segundo, aunque Roger (Commissioner) supervisa las propuestas y cambios, los que realmente votan son los dueños de los equipos. ¡DUEÑOS! No jugadores, no coaches, no porristas (el voto fue de 31-1 y se necesitan al menos 24 para aprobar cualquier cambio, el único equipo en contra fueron los Bengals lo que me hace pensar ¿por qué demonios hacen públicos los votos? Eso provoca que haya una estrategia de relaciones públicas involucrada lo cual le quita cierto fundamento al voto). Entonces, si usted me lo permite, recordemos algo que parece ser importante aquí. A 22 de febrero del 2013, había ya registradas 5,500 demandas con monto total aproximado de 4 mil millones de dólares en contra de la NFL por falta de información y cuidado sobre conmociones y otras lesiones a sus jugadores. Imagínese que es usted dueño del mejor bar de la ciudad, algo así como Lobombo, News o Magic, el negocio está en su apogeo pero esta demandado por la Asociación de Colonos por operar después de las 2 a.m. y la demanda es por el 40% de los ingresos totales. En un México como el que tendremos con esta nueva presidencia (sarcasmo ALERT) en donde la corrupción no existirá, creo que todo dueño con sentido común cerraría a la hora indicada y se quitaría de problemas. Recuerde que es dueño del mejor bar de la ciudad, su servicio, bebida, precios, ubicación, música y gente lo hacen EL MEJOR…cerrar después de las 2 no es el fundamento de su negocio.

Luego entendamos el proceso que hay previo a la propuesta. A veces pensamos que las modificaciones se le ocurren a la liga así como a Paulina Rubio se le ocurre hacer música cuando en realidad hay un trabajo de investigación y análisis profundo mucho tiempo antes de siquiera hacer la propuesta. La NFL tiene un comité que se encarga solamente de revisar la competitividad del juego e identificar los puntos potenciales de mejora. En este caso, dicho comité estudió todas las jugadas de la semana 1 a la 16 que involucraron contactos con el casco, el resultado fue de solo 5 jugadas consideradas como futuras ilegales en toda la temporada pasada. El corredor tendrá que enseñar clara intención de atacar al defensivo con la parte del casco mencionada para que sea penalizado, no será un castigo que veremos mucho. Uno de los tantos ex-corredores que estaba en contra era Eddie George, después de tener una larga conversación con Jeff Fisher, el cual le explicó todo el trabajo que hay detrás de la nueva regla, cambió públicamente de opinión…algo nos tiene que decir esto.

Una de las cosas que considero más engañosa es el pedir la opinión de exjugadores de la posición relacionada al cambio de reglas. Cuando se implementó la del contacto a los receptores indefensos la prensa publicó las opiniones de Rodney Harrison, Ronnie Lott, John Lynch, etc. Ahora, la prensa publicó las opiniones de Emmitt Smith, Marshall Faulk, etc. Cuando la regla no beneficia a los entrevistados ¿Cuáles creen que sean sus reacciones? No es de sabios pensar que ninguno va a estar de acuerdo. ¿Por qué nunca se pide la opinión de la contraparte? ¿Por qué no ahora le preguntamos a los safeties y linebackers que, durante ya más de cinco años se han visto «perjudicados» por los cambios de reglas, que opinan?…la prensa vende más cuando hay controversia…eso no quiere decir que las opiniones presentadas sean las únicas y mucho menos las correctas.

Finalmente, uno de los argumentos en contra que me fascinan (sarcasmo ALERT): «La NFL cambia las reglas sin considerar la velocidad del juego, es tan rápido que es imposible que los jugadores ajusten estas cosas.» ¡En efecto! El juego cada año es más rápido y los jugadores más atléticos, pero si dicho argumento fuese cierto, entonces la mayoría de las reglas se tendrían que quedar estancadas. Es como si dijéramos que no se puede castigar a los pilotos de la Formula 1 por obstruir o bloquear porque las velocidades a las que manejan son muy altas. ¡Por favor! Los jugadores terminan por ajustar su juego, nadie puede negar que ya se está viendo el efecto positivo en la manera de atacar a los receptores en el aire, ya hay muchas ocasiones en la que los profundo no atacan con el casco y se han prevenido colisiones que, si analizamos, no eran el fundamento del deporte.

Sin duda alguna, esta será una regla que dificultará el trabajo de los árbitros. Sin duda tomará tiempo que algunos corredores (Adrian Peterson, Marshawn Lynch, Steven Jackson…Tim Tebow) ajusten sus movimientos en campo abierto y, definitivamente, será una regla que hoy nos cueste trabajo entender y aceptar pero no podemos negar el hecho que la liga está haciendo su trabajo y si algo, este cambio alargará la vida de los corredores y los forzará a ser más elusivos. Tampoco podemos negar que los dueños son los últimos que quieren que el deporte desaparezca y deben cuidar sus intereses como negocio pues sin ellos no tendríamos ni siquiera historias patéticas como Mark Sanchez. Nosotros, como fanáticos que no tenemos el «poder de decidir», podemos opinar, podemos reclamar, inclusive podemos maldecir; pero creo que antes que cualquiera de esas reacciones, debemos analizar todos los motivos y tratar de entender todas las partes involucradas y efectos del cambio.

Al final, si Ford hubiera preguntado, quizá seguiríamos cabalgando al OXXO.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.