Alabama vs. Notre Dame – Noche Histórica.

Miembros de la Organización para la Expropiación Petrolera (OPEP) anuncian la primera restricción petrolera significante en el mundo elevando el precio del crudo en un 200%. El aborto es considerado por primera vez, derecho constitucional en Estados Unidos. La guerra en Vietnam se da por finalizada bajo un acuerdo de paz. El World Trade Center en NY es el edificio más grande del mundo. Primer Ministro de España es asesinado. Billy Jean King derrota a Bobby Riggs en lo que hasta hoy, es considerado como uno de los eventos más importantes del Tennis; la batalla de los sexos. Belice y las Bahamas son independizados de Gran Bretaña. La triple corona en la hípica mundial es ganada por primera vez por «Secretariat» (después la historia es exagerada y sobre dramatizada por Disney). La primera estación espacial, Skylab, es lanzada por Estados Unidos. La fibra óptica, el jetski y la ingeniería genética son inventadas. «The Exorcist», «Paper Moon» y «Jesus Christ Superstar» dominan el cine mientras que Stevie Wonder, The Eagles, Michael Jackson y Pink Floyd hacen lo propio en la música…así se veía 1973, así se veía el mundo hace exactamente 39 años. Pero el último día de este año, en la noche del lunes 31 de diciembre, un evento sin precedentes que marcaría la historia del mejor deporte del mundo, por ende, del mundo en sí, se suscitó en New Orleans. Notre Dame y Alabama, los dos programas más históricos y representativos, pelearían por el campeonato nacional en el Football colegial.

Más que, éste ser un previo del juego que tendremos hoy, es una petición formal a ver un duelo histórico que trasciende mucho más allá de un trofeo. Es un llamado urgente a cancelar cualquier plan existente que pueda tener en la noche, lo cual incluye: ir al cine, ver «La Voz», ver la repetición de «La Voz», re-partir la rosca en busca del inigualable «niño», buscar el «niño» de cualquier otra forma e inclusive cenar con su suegra (si usted tiene una suegra que, llena de imprudencia y odio por haber perdido a su hija(o), le pide cenar el día de hoy, le pido recapacite su matrimonio). Esto es sólo un por qué de sentarse 4 horas a disfrutar de un juego que nos recuerda la historia del Football americano.

Rudy, Touchdown Jesus y Brian Kelly

Puede haber discusiones interminables sobre quién es el genio más grande de este mundo, puede haber debates sobre cuál es el mejor actor de todos los tiempos, puede, incluso, pelear sobre cuál ha sido, entre «Chiquitere» y «Gangman Style», la mejor canción de todos los tiempos; lo que nunca ha estado en duda es que Jesucristo fue, es y será el personaje histórico más importante de este planeta. Sin importar la religión que uno practique o las creencias que tengamos, Jesucristo cambió el mundo por completo. Bueno, el grado de amor-fanatismo de esta escuela por el Football llegó a nombrar a su ícono más grande dentro de sus instalaciones: «Touchdown Jesus». Este mural de 6,700 piezas únicas de granito y 40.8m X 20.7m de dimensiones es emblema de Notre Dame desde 1964. Casi nadie sabe que dicho mural lleva el nombre de «Word of Life» y que nada tiene que ver con anotar 6 puntos sino, más bien, tiene que ver con representar una infinita relación católica entre santos y estudiantes. Así se vive el Football en South Bend.

Trece campeonatos nacionales, siete ganadores del trofeo Heisman (mejor jugador colegial), 96 jugadores considerados como los mejores en su posición (All American), segundo mejor porcentaje de victorias (.734) y menor número de derrotas (300) entre equipos con más de 100 años jugando Football americano, 48 jugadores y/o coaches en el Salón de la Fama y doce temporadas invictas… por mencionar algunas cosas que pueden definir a esta universidad.

En esta temporada los «Fighting Irish» terminaron invictos con victorias contundentes frente a Oklahoma, USC y Michigan y, aunque estuvieron a segundos de perder el invicto frente a Pittsburgh, su calidad de únicos invictos (Ohio State era inelegible) hoy los tiene en la final. Brian Kelly, (Head Coach) en su tercer año, busca colocar su nombre junto a leyendas como Knute Rockne (4 campeonatos), Frank Leahy (5), Ara Parseghian (2) y Lou Holtz (1); estos dos últimos ganando en sus terceros años respectivamente. Manti Te’o, líder de este equipo y segundo lugar en votaciones para el trofeo Heisman, busca cerrar en la cima una de las historias más grandes en el Football colegial (Manti perdió a su abuela y novia durante la temporada). Los tres linieros defensivos, los cuales superan 136 kilogramos, buscan continuar ser considerados como la mejor línea defensiva del año mientras que Everrett Golson (QB) y Theo Riddick (RB) intentarán, con el coraje heredado de Rudy, hacer lo suficiente en puntos para ganar el partido.

Joe Namath, «Roll Tide» y Nick Saban

«Es la primera vez que veo a este equipo y su tamaño de los 11 jugadores me dejó sin respiración, jugadores que seguí hace tan sólo un año, parecen haber duplicado su tamaño…se ven como elefantes rojos» – Everett Strupper (Atlanta Journal en el juego Alabama vs Mississippi en 1930).

En un estado donde no hay equipos profesionales de ningún deporte y en donde el ánimo de las personas se basa en el resultado de su equipo, Alabama se define por dos cosas, ser la cuna del Football y ser la cuna del Football. Paul «Bear» Bryant es considerado el mejor coach de esta universidad y uno de los mejores que este deporte ha visto (Sports Illustrated lo nombró Head Coach del siglo).

Catorce campeonatos nacionales, doce temporadas invictas, 814 victorias, 107 jugadores «All American», 23 jugadores y/o coaches en el Salón de la Fama, un ganador del trofeo Heisman en Mark Ingram pero interminables leyendas como: Joe Namath, DeMeco Ryans, Eric Curry, Tommy Wilcox, Ken Stabler, Lee Roy Jordan, Ozzie Newsome, Derrick Thomas, etc. Nick Saban (Head Coach) quiere convertirse en el segundo coach con cuatro campeonatos, a dos de Paul Bryant, mientras logra que Alabama sea el tercer programa en ganar tres campeonatos en cuatro años (Notre Dame y Nebraska).

En el 2012, Alabama únicamente tuvo una derrota frente a Texas A&M, equipo liderado por el ganador del trofeo Heisman: Frank Tarkenton Johnny Manziel. Convincentes victorias frente a Michigan, Tennessee y Arkansas le dieron el pase a la final de la conferencia SEC en donde no dejó ninguna duda de ser el mejor equipo al vencer a LSU. AJ McCarron (QB) intentará usar a Amari Cooper (WR) quien, a pesar de ser novato, probó ser más rápido que una intercepción de Tony Romo. Mientras tanto, del lado defensivo, Alabama intentará reafirmar su ranking #1 con 246 yardas permitidas por juego aún habiendo perdido a 6 titulares el año pasado (todos en la NFL).

Alabama vs Notre Dame

Para Notre Dame, ganar hoy significa regresar a la cima del Football colegial y reimplantar en todos las imágenes de un programa dominante y responsable del éxito de este deporte. Para Alabama, ganar hoy significa consolidar una de las más grandes dinastías y recordarle al mundo que ahí, el Football no es un deporte, es una forma de vida.

Hace 39 años el mundo fue testigo de una de las sorpresas más grandes cuando Notre Dame venció a Alabama 24-23 en el Sugar Bowl. Hoy en la noche, en un recordatorio de los orígenes de este deporte, seremos testigos de un juego histórico.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.