Carta a los 49ers.

Jamás he sido amante de la moda, más bien me considero amante de las insignificantes, ordinarias y comunes playeras que me permiten llenar el requisito diario de vestirme. Pero hoy no pienso igual, hoy es Domingo, hoy la decisión sobre que portaré el día entero tiene un significado muy distinto. Hoy no se trata de vestirse, más bien se trata de conectarme con ustedes bajo la única manera que hoy puedo hacerlo…..hoy se trata de verlos jugar.

El tiempo de dormir se ha acortado conforme ha avanzado la semana, sueños extraños que van desde ver a Vernon Davis destruir estadísticas frente a un cuerpo de linebackers que parece no tener respuesta a su velocidad y su tamaño, hasta ver a Alex Smith levantar el trofeo George Halas y darnos el sexto viaje al Super Bowl, son reales en la cabeza de una persona que ha hecho una vida alrededor de ustedes, que ha hecho de entrar a ese vestidor y dar unas palabras su sueño más grande de vida, que ha ganado y perdido amistades y noviazgos en función de cómo juzgan su pasión (o enfermedad), y que hoy, sus colores y logotipo bien podrían ser sus apellidos pues no existe nadie que no sepa cuál es su más grande amor.

Antes que cualquier cosa, un momento y espacio a solas es necesario para rezar, hablar, conversar o como usted le quiera llamar (verso sin esfuerzo) con Dios y pedirle que les permita jugar al máximo de sus capacidades y que nadie salga lastimado, incluyendo a los jugadores del otro equipo. Once temporadas de haber jugado este hermoso deporte me enseñaron esto, me enseñaron que al igual que en la vida, hay cosas en un juego que nadie puede controlar y que solo Dios entiende porque pasan. Nadie sabe porque hoy llueve, ¿será porque eso impedirá que Eli Manning lance para más de 300 yardas? ¿Será para que nuestras carreras detrás de Mike Iupati y Anthony Davis sean aun más eficaces? O ¿Será para que Víctor Cruz pueda tener la mejor primera mitad de su vida y ponga en sus hombros a todo su equipo? No lo sabemos…por eso rezamos.

Hoy son los Giants, el cómo llegaron aquí y como derrotaron al «mejor equipo de la NFL» (Green Bay) ya no importa porque el pasado es insignificante cuando entendemos que el presente es lo único que podemos vivir. Hoy lo único que importa es como controlar a uno de los mejores quarterbacks de la liga y a su tercio de receptores que fueron imparables toda la temporada sin olvidar a Bradshaw, su corredor, que desequilibra cualquier esquema defensivo cuando sale en trayectoria como cuarto o quinto receptor. ¿Saben? En las entrevistas que hacen todas las semanas en su página, percibí a Greg Roman (coordinador ofensivo) muy tranquilo como siempre pero no a Vic Fangio (coordinador defensivo) quien le dió la vuelta a un par de preguntas específicas, ¿percibí bien? ¿estoy más tenso de lo normal porque éste es el juego de campeonato? En fin, se que tenemos al mejor linebacker en Patrick Willis que podrá controlar cualquier trayectoria de Bradshaw y nuestra secundaria está en su mejor momento con dos de ellos yendo al Pro Bowl lo cual nos pone en posición perfecta para limitar a Manning.

El «outfit» está completo; bóxers, calcetas, playera, pants, gorra, toalla y jersey están listos…….es la manera que tengo para imaginar el nervio y necesidad de salir al campo que han de tener ustedes después de todo el trabajo y esfuerzo que han puesto por más de nueve meses. Increíble pensar que la temporada pasada terminamos 6-10 y que con un nuevo coach, proveniente del football colegial, sin tiempo para instalar sus sistemas gracias a la huelga, con Alex Smith de regreso con su séptimo coordinador ofensivo diferente desde que entró a la liga y con Arizona (con Kevin Kolb) y Seattle (EX campeones divisionales) mejorando en todas sus líneas, nadie…..ABSOLUTAMENTE NADIE veía nuestro equipo en la final de la conferencia…….qué hermoso es usar toda crítica negativa como motivación y probar, a nadie más que a nosotros mismos, de lo que realmente somos capaces de hacer ¿no?, que increíble es poder ignorar palabras de gente que quiere lastimar, entender a fondo quiénes somos, concentrarse en un objetivo y luchar por él hasta alcanzarlo ¿no? Bueno, el «outfit» (no es un juego de video…ese es WE FIT) está listo y mis últimos «Twitts» hacia ustedes se van deseando de corazón que los lean y que les sirva de recordatorio que hay gente, en todo el mundo, que significan para ellos mucho más que un «equipo».

Mientras Brady y Belichick dejan muy claro que están en la conversación como mejor coach y mejor quarterback de toda la historia, el tiempo pasa y el inicio del juego se acerca. Los nervios me hacen caminar por toda la casa y hacer cosas estúpidas como aplaudir o gritar sin ninguna razón cual chimpancé en zoológico. Los mensajes deseándome buena suerte llegan como si fueran felicitaciones de cumpleaños y alguno que otro de odio el cual ignoro porque si lo contestara podría pasar tiempo en la cárcel. Aun no he llegado al punto en el que estiro músculos cuando los veo calentar en el campo pero creo debería ya hacerlo pues ya he sufrido varias lesiones durante los juegos…los festejos, bailes y gritos se ponen bastante intensos. Hoy hay una lesión en la cual no puedo dejar de pensar, ¿podrá jugar Ted Ginn Jr? Harbaugh dijo que era «probable» que jugara pero ha sufrido de esa lesión toda la temporada y no practicó en la semana, Ted es nuestro segundo receptor pero, sobre todo, es nuestro regresador de patadas…… siento que lo necesitamos, en fin, si no está listo Kyle Williams tomará su lugar quien ha jugado increíble todo el año….hoy no tiene porque ser diferente.

¡Ahí están! Saliendo al campo en un Candlestick Park que está viendo sus últimos juegos pero que tiene historia solo comparable a Lambeau Field en Green Bay ¿Cómo olvidar todos esos momentos con Y.A. Tittle, Montana, Young, Roger Craig, Brent Jones, Lott, Watters, Deion, la recepción de Terrel Owens terminando el juego para ganarle a Green Bay, Walsh dibujando en la tierra, y hasta Vernon y su increíble recepción la semana pasada? Más de 70,000 personas tienen la fortuna de estar ahí como yo la tuve hace pocos años con mi abuela, quien junto con mi madre son mis aliados en esta locura, el día que recibí mi primer sueldo y decidí gastarlo absolutamente todo en lo que hasta hoy es el mejor viaje de mi vida. Si de algo siempre me quejaba era de la afición que siempre hemos tenido, nunca ha sido de las mejores en la liga, pero hoy es diferente, gracias a Jed York (presidente actual) la gente ya no habla cuando la ofensa esta en el campo y es de las más ruidosas de la liga cuando nuestra defensa está trabajando……… ¡Ahí los veo correr y cantar el himno! ¡Vamos!

Siempre mi madre fue muy estricta cuando se trataba de temas de la escuela. Para ella, no había cosa más importante que entender lo que es una disciplina y una formación. Palabras como «no puedo» o «está difícil» han sido siempre prohibidas en su casa. Como efecto de esta ideología, siempre me impulsó a participar en todo aquel evento escolar que requiriera tiempo y esfuerzo extra (véase también como pastorelas, concursos de declamación, festivales, etc.), el tema importante es que la participación en esto no le era satisfactorio…..la perfección en ellos era lo único que le provocaba una sonrisa. Como resultado, cada vez que llegaba el día en el que su hijo formaba parte de alguno de estos eventos, en su cara nunca podía descifrase si estaba disfrutándolo o sufriéndolo. Con ustedes, NINERS, hoy entiendo perfectamente ese sentimiento de querer a alguien tan fuerte que te da pavor que fracase. Un partido de ustedes siempre está en esa delgada línea en el que lo disfruto como ninguna otra cosa pero lo sufro……de la misma manera (o sea no es como cuando veo a Tebow y me da exactamente lo mismo si rompe 137 tacleadas mientras lee un versículo de Juan o si corre hacia atrás 37 yardas esperando que un MILAGRO lo salve). El juego ya empezó y esa delgada línea se agudiza aun mas…….primeras series de ambos equipos y nadie se hace daño.

No, no, no, no hay manera que ningún fan de este mundo sepa más que un entrenador, jugador o directivo de la liga, eso no existe, no es posible y ni siquiera es lógico, sin embargo, el olvidar por completo esto es el defecto más grande que todos los amantes de algún equipo compartimos. El seguir a un equipo incasablemente, el saber más acerca de los jugadores que de la mayoría de nuestros amigos y el comprar un par de cosas que tienen su «dibujo» nos hace sentir que podríamos hacer mejor las cosas que las personas que destinan todo su tiempo y energía en este trabajo. Bueno, pues dicho defecto se acentúa en mi persona cuando yarda por yarda veo como Victor Cruz despedaza mi defensiva, ¿Por qué no ajustamos si es claro que Manning lo busca en todas las jugadas? ¿Por qué no hacemos nada contra sus trayectorias cruzadas las cuales son las mismas que ha hecho todo el año? ¿Por qué DEMONIOS sigue Carlos Rogers uno a uno contra él si es claro que no puede? ¿Por qué no estamos usando la misma cobertura que nos permitió controlarlo en la semana 10?

El medio tiempo se ha terminado y un gran pase de Alex y la velocidad de Vernon nos tienen en el marcador pero es claro que Vic Fangio tiene que hacer algo urgente, no llegamos hasta aquí para que un jugador, que ni siquiera fue drafteado, nos arrebate el campeonato.

¡Eso es! Ajustamos perfecto, Manning se ve desesperado todo el tercer cuarto y, una vez más, VEEEEEERNOOOOON MOOOOONSTEEER nos tiene arriba en el marcador con una perfecta lectura de Alex Smith quien es la prueba máxima de que el éxito táctico en este juego siempre ha estado en saber usar las mejores habilidades de estos increíbles atletas en sistemas que les favorezcan y hagan sentido como equipo (véase Bill Belichick). Nuestra defensa sigue impresionante como siempre y Justin Smith y nuestro novato sensación, Aldon Smith, ya empiezan a maltratar a Eli.

Ha empezado el último cuarto e hincado frente a la tele hago una recreación de la película Apocalypto pidiendo con todas mis fuerzas que la defensa aguante….como lo ha hecho siempre.

Un balón completo mide casi 28 centímetros de largo y un poco menos de 56 centímetros de ancho (en su parte media), la punta de este balón………..hoy fue más grande que nunca. La lesión de Ted Ginn afecta cuando teníamos la oportunidad de llevarnos el partido al ver la pierna de Kyle Williams no poder quitarse a tiempo, tocar la punta del balón y regalárselo a los Giants dentro de la yarda treinta los cuales lo aprovechan con una perfecta trayectoria de poste por parte de Mario Manningham aprovechando la lesión previa de Brown, el cornerback que lo había anulado toda la tarde.

No estamos muertos ¿verdad? No, tenemos un pateador que rompió el record de goles de campo (44) y que nos puede regresar al juego. Así es, después de una buena serie en donde Frank Gore despertó al equipo, David Akers empata el juego enviándolo a tiempo extra. Nuca estamos muertos, caer y levantarse es parte de la vida y ha sido siempre parte de este equipo…

Por alguna extraña razón quiero que pierdan el volado…no sé, siento que nuestra defensa nos llevó hasta ahí y debemos de poner el juego en sus manos. ¡Bien!, lo perdimos y Manning, sin dudar, quiere la posesión del balón. Serie como se esperaba, sin éxito y tenemos el balón con buena posición de campo. Las condiciones del campo empeoran y tampoco podemos avanzar nosotros, está bien, el juego se presta cada vez más a que haya un fumble, intercepción, o algún error costoso por parte de alguien…….. que mejor si somos los mejores en la liga cuando se trata de esto, tenemos esto controlado, es cuestión de tiempo….

Silencio………………………..

Completo y profundo silencio……………….

Esta vez el error fue de nuestro lado.

En uno de los mejores «Speeches» de toda la historia, Steve Jobs le dejó al mundo un pensamiento que debería ser recordado siempre por todos nosotros: «Los puntos en la vida solo se pueden conectar viendo hacia atrás, nunca viendo hacia adelante» queriendo decir que muchas veces no entendemos porque pasan las cosas hasta que las vemos en retrospectiva, solo así aprendemos. Siempre habrá esos momentos en la vida, esos errores mínimos que cometemos que destruyen absolutamente todo sin importar cualquier esfuerzo y sacrificio que se haya entregado……la explicación de éstos no vendrá hasta que aprendamos de ellos.

Fumble, tres jugadas de los Giants, gol de campo, el juego se terminó.

No sé si son por la tensión que he vivido durante más de tres horas o si son porque este deporte me ha enseñado que perder debe doler hasta el alma si es que algún día quieres realmente disfrutar una victoria, pero las lágrimas que tengo en la cara son, en su mayoría, de agradecimiento por haberme regalado esta temporada, por alimentar, una vez más, ese sueño de verlos prepararse en el vestidor, sueño que jamás dejaré pues es mi motor de vida, por haberme dado el placer de verlos pelear hasta el último minuto y abrazar a un compañero cuando más lo necesitaba mostrando la grandeza de este equipo.

Así………..llorando de agradecimiento, coraje y frustración, me voy a dormir abrazando mi playera y mis colores, solo para mañana despertarme sabiendo que, igual que en el football, el pasado solo existe para aprender que tan grandes podemos ser en el presente y que mañana empieza una nueva oportunidad….una nueva temporada.

Con el alma entera…..gracias.

2 comentarios en “Carta a los 49ers.

  1. Aprender de los errores y de los fracasos nos lleva a ver la vida de diferente manera, es por ello que solo comparto contigo estos dias de duelo mientras sana la herida.

    Una vez mas, levanta la cara y mira hacia adelante………………. hoy es un nuevo dia.!!!!!!!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.