Las historias que no vemos

Hace poco leí la biografía de Steve Jobs escrita por Walter Isaacson quien ha sido CEO de medios de comunicación masivos como CNN y la revista TIME y es autor de increíbles biografías como la de Einstein y Benjamin Franklin. Es uno de los mejores libros que he leído en mi vida y, después de un intenso debate con mi ser en el cual discutía si quitar o no la de Ricky Martin, la coloqué en número dos en mi Top 10 de biografías leídas (Obviamente la número uno es «Genius» la vida de Bill Walsh quien por cierto ha de estar descansando desde su NINER-REPOSET en el cielo con una hermosa sonrisa viendo como su equipo domina su división y pide a gritos ir a Green Bay para lograr la sorpresa del año). Al inicio del libro, Walter explica cómo surge la idea de escribir sobre la vida de quien es considerado el Genio de la década. Después de dos intentos fallidos por Steve, finalmente Walter se convence que debe empezar a escribir ya que la vida de Jobs se acortaba cada segundo. Cuando Mr. Isaacson le informa a Jobs que empezará toda la investigación requerida para comenzar el libro, Steve, dejando en esta petición lo que considero como su más grande legado, le pone una sola condición; «Absolutamente todo tiene que venir en el libro, no hay límites, puedes entrevistar a cuanta gente quieras incluyendo a mi esposa, puedes publicar toda realidad por mas personal que parezca…..ni yo ni mi esposa leeremos el libro con el fin que te sientas completamente libre». He aquí el porqué de la grandeza de la biografía, realmente es una obra impactante que nos abre los ojos a aquello que no conocemos y que, muchas veces, suponemos que es de alguna manera. No entraré en más detalles porque en realidad quiero recomendarles el libro y si no les gusta leer, pues les agradezco martirizarse con mis artículos, y pueden esperarse a la película que empezará filmaciones este febrero próximo.

¡Bueno y todo esto que! Pues sí, obviamente y gracias a la enfermedad incurable que tengo de pensar en football las 24 horas del día, mientras leía esto pensaba en cuantas historias no vemos cada semana en la NFL. Tenemos, por alguna extraña razón, la costumbre de quedarnos con la primera información que nos dan y muy pocas veces hacemos el esfuerzo de construir una opinión basada en todo lo que pasa alrededor. Pensemos esto (si es sábado y destinaron el día a no pensar pues no lo hagan); ¿los medios de comunicación escogen sus publicaciones en base a nuestros gustos y preferencias o, más bien, moldean y fuerzan nuestros gustos y opiniones con cada publicación que deciden enseñarnos? Creo que debería se lo primero pero sin duda es una pregunta (dicho abuelezco aplica) como la mismísima del huevo o la gallina. ¿A dónde voy? A que la NFL es un claro ejemplo en donde miles de historias, gracias al funcionamiento de los medios y a la polémica que crean al repetir opiniones constantemente, quedan olvidadas o pasan desapercibidas. En cada equipo, en cada jugador, en cada coach, etc. hay miles de circunstancias que lo hacen actuar de alguna manera, en cada historia hay muchas personas involucradas y muchas veces de manera más relevante que aquella de la que hablamos y/o opinamos. Esta semana no fue la excepción así es que, antes de que entremos a la semana 14, quiero darles dos claros ejemplos de aquellas cosas que no vemos pero que no deberíamos ignorar.

TEEEEEEEBOOOOOOOOWWWW

Si a estas alturas usted, amable lector, no sabe quién es Tim Tebow y lo que está haciendo en Denver seguramente vive en el Tíbet, pertenece a una secta la cual no permite conocer de otras religiones, trabaja en relaciones públicas en la oficina del Sr. Enrique Peña Nieto (o en las de su hija) o es fan de los Colts y ha decidido esta temporada hacerla sabática. Si no pertenece a ninguna de estas, seguramente sabe que aquel ganador del Heisman y dos veces campeón con la Universidad de Florida, del cual nadie esperaba que pudiera jugar en la NFL como quarterback, esta hoy 6-1, que ha ganado sus últimos cinco juegos y que posee una magia inexplicable para convertirse en John Elway en el último cuarto. Seguramente sabe que sus 22 acarreos en un juego es el número máximo por un Qb desde 1950, que volteó el ataque terrestre de los Broncos de ser el numero 23 al número uno en cuatro semanas, que Tebow es Cristiano y muy orgulloso de su religión y usa proverbios de la Biblia para motivar a sus compañeros los cuales han dado resultados, que de alguna manera encuentra receptores libre aunque su mecánica de lanzamiento es similar a la de un jugador de cricket. En fin, Tebow hoy es el tema en cualquier lado (solo los taxistas no aplican porque siempre tienen mejores historias), hoy Tebow ha puesto a Denver como líder divisional y los tiene en playoffs, hoy Tebow, mañana Tebow, pasado Tebow, Tebow, Tebow, Tebow, Teeeeeeeeeboooooowww.

Pero, ¿qué tal aquellas historias que están haciendo esto posible? No, de ellas no hablamos. Que decimos de John Fox, quien fue despedido de Carolina pero que si no fuera por el impactante, IMPRESIONANTE, ESPECTACULAR e INIGUALABLE año que está teniendo Jim Harbaugh con San Francisco, bien debería ser coach del año y mi argumento para esto es el siguiente; estando 1-4 tomó la decisión de sustituir a Kyle Orton por Tim Tebow por lo cual no recibió más que descripciones de loco, psicópata, demente, etc. En los primeros dos juegos (1-1) se dio cuenta de las virtudes de su Qb y decide cambiar todo el sistema ofensivo despolvando sus libros de sistemas de opción de la Universidad de Nebraska de 1946. No solamente adaptó todo una ofensa alrededor de las habilidades de Tebow sino despareció sus grandes limitantes al crear jugadas en las que Tebow tiene como tercera opción correr como Forrest Gump. Es John Fox quien decidió darle 22 veces la bola a Tebow pero que después lo limitó a solo 4 acarreos frente a los Vikings quienes parecían haber descifrado el sistema. Fue Fox (no Vicente) quien puso en riesgo su nuevo trabajo y quien confió en sus jugadores creyéndolos capaces de hacer un cambio de esta magnitud en una temporada sin muchas prácticas como ésta y, finalmente, fue John Fox quien implementó…………

………. ¡Una de las mejores defensivas de la liga! Si si si si, si sé que Denver es la defensiva #24 de la liga pero eso es porque el ranking está basado en yardas permitidas, si vemos últimos seis partidos que ganaron solo han permitido un promedio de 17 puntos. Von Miller es sin duda candidato a novato defensivo del año y si no fuera por su lesión que lo dejó fuera el juego pasado debería ganar el premio de manera unánime. Fue la defensiva de Denver quien interceptó a Blaine Gabbert dejando la bola en zona de gol de campo con menos de minuto y medio en el reloj además de haber anotado los primeros seis puntos para su equipo. Fue esta defensiva quien dejó a Matt Cassel con 93 patéticas yardas y limitó a Philip Rivers con solo 188. Es esta defensiva quien le ha aumentado las posesiones de balón a su ofensa la cual ha encontrado en…………………

………….. ¡Willis Mcgahee uno de los corredores más productivos de la liga! En primer lugar, el único juego que ha perdido Tebow fue cuando no jugó Mcgahee. Cuando más lo necesitaban, (Vs Oakland. Vs San Diego, Vs Vikings) Willis superó las 100 yardas en todos esos juegos (163,117,111). Su trabajo de bloqueo es mas menospreciado que un «cacha zapes» en la secundaria pero si revisamos los juegos ha sido clave en darle tiempo a su Qb quien en ocasiones parece (dicho abuelezco aplica) loro a trapazos detrás de la bolsa de protección. Fue Mcgahee el corredor que se aprendió un sistema nuevo en menos de dos semanas pues Knowshon Moreno se suponía sería titular.

En ningún momento estoy menospreciando el trabajo de Tim Tebow y eso lo quiero dejar muy claro, no soy uno de esos que lo odian o que lo aman. Desde que subió al Draft dije que sería cuestión del sistema lo que marcaría su éxito o fracaso, creo que está en la posición correcta para aprender y dar lo mejor que tiene como atleta, creo que es una gran persona de la cual muchos deberíamos aprender, creo que el Papa Benedicto lo debería draftear para levantar el catolicismo, creo, también, que aunque su mecánica y su técnica no va a mejorar mucho, tiene todo el liderazgo e inteligencia que se necesita para jugar la posición. Simplemente creo, de igual manera, que las victorias y la transformación de Denver es fruto de un verdadero trabajo en equipo y de circunstancias como la pésima temporada de Rivers, las actuaciones de nuestro amigo Tyler Palko (¿Quién?) y la lesión de Jason Campbell.

AYYYYYYY-CING THE KICKER

Siempre, al inicio de cada temporada, hago apuestas con cuanto Cowboy Fan me encuentre por la vida para ver cuál de los dos equipos (49ers) queda con mejor record. Esto es porque nací y crecí pensando que debía aborrecer a Dallas, es algo así como el «Gracias y Por Favor» con el que crecemos. Debido a esto, cada semana sufro con los juegos de ambos equipos (obviamente el de San Francisco, a veces, se queda a casi nada de provocarme infartos al MIO CARDIO) y este domingo pasado vaya que sufrí con el de los Cowboys. Recordemos: partido empatado a 13, Dallas tiene el balón con menos de dos minutos en el reloj, Tony Romo y compañía logran una serie exitosa que avanza el balón a medio campo. Tony (No Montana) identifica a Dez Bryant en la yarda 31 completamente abierto y conecta con él un hermoso pase. El reloj, con 28 segundos sigue avanzando, Romo voltea a la banca pues sabe que aun tiene dos tiempos fuera pero Jason Garrett (su Head Coach) ni lo pela, toda la ofensa corre como si se estuviera incendiando el estadio (o sea para todos lados menos al que tienes que ir), pasan 17 valiosos segundos, y Romo, finalmente, azota el balón. Los equipos especiales entran al campo incluyendo al pateador, Dan Bailey, quien fácilmente puede ser el jugador más valioso del equipo y justo cuando va a intentar la patada….TIME OUT. ¡Su coach pide tiempo fuera mientras ve como el intento (invalidado) de su pateador pasa perfectamente entre los dos postes! Treinta segundos después, la patada, ahora si oficial, se repite y………. Dan Bailey la falla mandando a su equipo a tiempo extra quien en menos de un minuto pierde el juego a manos de un corredor de Arizona quien solo había tenido un acarreo previamente. A partir de ese momento y hasta ahora, no se ha dejado de hablar de la absurda decisión de Jason Garrett al pedir tiempo prácticamente congelando a su pateador (esto de «Icing the Kicker» lo quiero dejar a un lado porque en otra columna lo quiero despedazar, solo como adelanto les digo, no existe tal cosa como «congelar a un pateador», ¡esto no es Hockey Ok!) y del pésimo manejo de tiempo, por parte del coach, al tener dos tiempos fuera y no intentar acercar más el balón ya que un intento de 49 yardas no es automático ni para Nacho Ambriz.

Ahora, ¿se acuerdan que hizo Romo en la semana 4 frente a Detroit? Si, lanzó una intercepción con menos de dos minutos en el reloj dándole la victoria a los Lions. ¿Se acuerdan que hizo Jason Garrett dos semanas después al ver que no podía confiar en su Qb en esa situación? Corrió el balón tres veces seguidas frente a los Patriots, hizo el gol de campo pero le dejó mucho tiempo a Brady quien lo derrotó en menos de cincuenta segundos. La prensa y su amable y estable Dueño, lo criticaron fuerte por ambas decisiones. Ahora regresemos a la semana pasada, si usted fuera Garrett, ¿Qué diantres haría? Esto es algo así como «Mi papa se enoja si lo despierto pero si no lo despierto no llego a clases lo cual provoca su enojo entonces……………pues le pongo el despertador en el oído o pretendo tirar la vajilla de la casa». Garret hizo lo que tenía que hacer, dejó que el reloj se consumiera para asegurar que con el intento ganarían el juego.

¿Por qué pidió el tiempo fuera? Bueno, que tal si revisamos el juego y nos damos cuenta que en esa serie hubo dos castigos contra Dallas por no estar completamente alineados en el campo, más evidente aun, su coach de equipos especiales le estaba gritando como vendedor de colchas en feria de provincia, seguramente diciéndole que aun no estaban listos sus jugadores (un castigo en ese momento le hubiera costado cinco yardas más un tiempo fuera) lo que llevó a Jason Garrett, una vez más, a tomar la decisión correcta.

Por mucho que sean mis rivales, esta vez tengo que reconocer que tienen a un coach que es mucho mejor de lo que ellos creen. Es su primera temporada y tomó las decisiones correctas, puso el juego en manos de su mejor jugador quien debió de haber hecho 45 intentos de gol de campo seguidos si fuese necesario, perdieron el juego por miles de razones más que por haber pedido un tiempo fuera, anotaron solo 13 puntos contra Arizona, su defensiva, en tiempo extra, permitió una pantalla de casi 70 yardas en la primera jugada, cometieron demasiado castigos, etc., etc., etc. Dejen de culparlo, Jason está listo para ser Head Coach y los tiene en primer lugar en la NFC EAST.

 

    Mañana entraremos a la semana 14 (empiezo a sentirme triste porque esto se acerca a su fin), viviremos juegos intensos como Giants Vs. Cowboys peleando por el liderato de la división, escribiremos una página más en la historia de TEEEEBOOOWWW, veremos si Green Bay es capaz de mantener el invicto frente a Oakland y tendremos muchas más historias que hacen de este deporte algo fascinante semana a semana. Pero esta vez, los invito a ver más allá del simple titulo de las historias, los invito a ver todo lo que hay detrás de cada una de ellas……….después de todo Steve Jobs no fue el creador de la primera Apple.

 

Lo de la biografía de Ricky Martin es BROMA….me preocupa mi imagen ante ustedes, ¡Hasta Pronto!

 

 

 

2 comentarios en “Las historias que no vemos

  1. Gracias por hacer la aclaracion de la vida de Ricky Martin, me llegue a preocupar, y en efecto la fiebre de Tebow» esta que arde, aqui en Florida hasta los seminoles que en algun momento lo odiaron cuando fue Gator ahora es un Dios para ellos, jajaja.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.